¿Es lo mismo la ética que la...

¿Es lo mismo la ética que la transparencia?

Con la promulgación de la ley 2195 de 2022, que nos trajo nuevas regulaciones; una de las principales fue, la ampliación en la obligación de implementar un Programa de Transparencia y Ética Empresarial (PTEE) en las organizaciones públicas y en del sector privado vigiladas por cualquier superintendencia o ente regulador; además de las pymes y mi-pymes.

En el estado lamentablemente los actos conocidos históricamente muchos han sido malos; ejercidos por malos administradores y en su entorno han crecido en número; tanto que nadie cree en este momento que se puede trabajar en el gobierno y ser honesto (una gran falacia). Es el reto que tenemos en la actualidad poder demostrar no solo que es posible; sino que es necesario, no solo por la valoración personal que podemos recibir sino porque estaríamos cerrando la posibilidad generacional de que los que vienen detrás de nosotros puedan construir una sociedad fundamentada en valores. Sería una quiebra sin retorno de la sociedad.

Para los griegos las personas desarrollamos dos naturalezas durante la vida: una congénita que es más biológica que otra cosa y una segunda naturaleza que se educa hacía donde la queramos tirar, a lo bueno o a lo malo. La ética nos dirá que debe ser orientada hacia la construcción de hábitos buenos o virtudes y a la evitación de defectos o vicios. Esto ha permitido a muchos decir que no es posible vivir en una sociedad dañada enseñando a promover virtudes y evitar vicios.

Desde la sociedad muchos piensan que esa tarea de educar en virtudes y valores es solo exclusividad de la escuela; por tanto, olvidamos que esta tarea es OBLIGATORIA en nuestros hogares, somos los primeros responsables.

Pero; es a partir del ejemplo que realmente reafirmamos lo que planteamos, esto nos recuerda los cambios de la moral en las sociedades modernas; nos dice que hemos pasado de sociedades de códigos morales únicos o monistas a sociedades plurales; clarificando los mínimos que debemos compartir y estos son de Justicia, por tanto es posible educar desde mi trabajo; desde lo que hago si todos entendemos que estamos llamados a trabajar por la construcción de los mínimos de justicia.

Un material es transparente cuando deja pasar fácilmente la luz; esta realidad física se extrapola en las sociedades y se convierte en aspiración, deseando que las actuaciones de los seres humanos sean tan diáfanas que no tengamos que suponer o que sorprendernos con los resultados. El quehacer humano llevado al campo del servicio público o del mismo servidor privado que adquiera connotaciones de enjuiciamiento; cuando este se mueve en el rango de lo correcto o de lo incorrecto; de lo bien hecho o de lo mal hecho.

Todos aspiramos a un estado o mejor, una transparente que sea el asiento de las acciones transparentes de sus servidores e integrantes. Podríamos concluir preliminarmente que para hablar de ética y transparencia debemos ser conscientes de la relación que existe entre ambos. El término ética; dentro de la administración pública o en el terreno empresarial.

Conjunto de valores y principios utilizados para ofrecer un servicio de calidad a la comunidad:

  • Buen comportamiento.
  • Control de los abusos de poder.
  • Eliminación de prácticas corruptas.

Por otro lado, la transparencia es uno de esos valores que todo servicio y producto debe ofrecer como muestra de responsabilidad y compromiso.

La historia ha sido otra y es que hemos enarbolado las éticas de máximos como propuestas sociales. Máximos que son de felicidad y no de justicia. Máximos a los que ningún gobierno podrá satisfacer ya que la felicidad es un constructo individual; privado y no colectivo y ningún gobierno, presidente o ministro podrá satisfacer de manera individual en cada ciudadano. Ante la incapacidad de brindar felicidad muchos de los que se ven cerca del poder de administrar optan por establecer mecanismos anómalos para construir su felicidad particular o las de un reducido grupo, pero vulnerando los mínimos de justicia que si son patrimonio exigible de todos.

Para lograr esto se crean todos los artificios que sabemos; se involucran a estamentos administrativos, judiciales, personales, se corrompe lo bueno, lo armónico, se pervierte lo bueno, ya decían los griegos que no había nada peor que la perversión de lo bueno, es el fenómeno de la corrupción y ello implica que se opaquen los procesos, que no se vean a trasluz, que no pase la luz, que no haya transparencia en los procesos.

Actuar por lo moral implica haber tenido un sistema blindado de valores personales; rodearse de un equipo que comparta en confianza estos valores y que esté dispuesto no solo a realizar su trabajo habitual sino a formar trincheras axiológicas para que motivados por los deseos de felicidad particular no se perjudique al referente colectivo y sus mínimos de justicia. La justicia es equidad, es el tema de la distribución racional y proporcional de los recursos, según necesidades; es la llamada justicia distributiva, a cada cual lo suyo según su necesidad y esta es una tarea donde el colectivo tiene que ser identificado como el sujeto de la acción que realicemos.

Como vemos la tarea social es a la vez moral, lo social es exigible hasta por las leyes, pero lo moral es una condición personal individual que nace de dentro de la persona y se convierte en fuerza. Un estado se podrá hacer moral cuando las éticas de las convicciones de que hablaba Max Webber se entronicen en el pensar y el hacer de los colectivos sociales.

La transparencia a nivel global viene en aumento, aunque no necesariamente de forma pareja. Sobre la base de las entrevistas y experiencias internacionales, pueden listarse algunos ejemplos de desafíos u obstáculos para avanzar; así como de situaciones que llevaron a la decisión de empezar el cambio hacia mayor disponibilidad y acceso a información. Medios para abordar los desafíos y/o obstáculos generales hacia la transparencia.

Por ejemplo, la transparencia sobre los titulares y controlantes de personas y estructuras jurídicas es uno de los elementos fundamentales en el Sistema antilavado de activos y contra el financiamiento del terrorismo, Financiamiento de la Proliferación de Armas de Destrucción Masivas (LA/FT-FPADM). Es también una herramienta relevante para la investigación de otros delitos incluyendo la evasión fiscal y la corrupción. En el informe de prácticas y desafíos de los países de América Latina sobre los mecanismos de acopio de información básica y de beneficiarios finales, publicado por el GAFILAT en abril de este año, que consiste en presentar las prácticas, desafíos y obstáculos que existen en los países miembros del Grupo de Acción Financiera de Latinoamérica (GAFILAT) sobre la disponibilidad y el acceso a información básica y de beneficiario final (BF).

Asimismo, a partir de los desafíos identificados; el trabajo presenta propuestas, mejores casos y aprendizajes tanto de países latinoamericanos como del resto del mundo.

Tanto el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) como el Foro Global permiten a los países asegurar la disponibilidad y acceso a información básica de personas y estructuras jurídicas a través de tres mecanismos alternativos, pero combinables:

  • Solicitárselo directamente a la entidad.
  • Aprovechar fuentes de información existentes (ej. información en manos de la administración fiscal o de los sujetos obligados (SO)).
  • Mantenerla en un registro.

Asimismo, el informe del GAFI de 2019 sobre “Mejores prácticas de Beneficiario Final para personas jurídicas” destaca que los países que obtuvieron mejores resultados son aquellos que implementaron un abordaje multifacético (multipronged approach), contando con más de una fuente y mecanismo para acceder a la información.

¿Qué debemos tener en cuenta para lograr ese cambio?

Cumplimiento de Estándares internacionales:

Algunos países de GAFILAT describieron que las evaluaciones y calificaciones de organismos como el GAFILAT, el Foro Global de la OCDE y la amenaza de pasar a una lista gris o negra genera suficiente presión externa para lograr cambios internos. En otras palabras, someterse a evaluaciones del extranjero puede aportar la presión internacional necesaria para lograr cambios

Coordinación internacional:

La tendencia internacional o por lo menos regional hacia mayor transparencia puede generar presión de pares o por lo menos demostrar que no se perderán negocios porque los mismos requisitos se establecen en todos los países. Para evitar free riders, los países que implementan mejoras de transparencia deben presionar a que los demás hagan lo mismo, para que otros no abusen de su oferta de secreto. Así se genera un ciclo virtuoso donde todos cooperan para que nadie reduzca su transparencia. La Unión Europea, por ejemplo, considera incluir el tema de Beneficiario Final como factor para considerar a un país en su lista de jurisdicciones no cooperantes con las sanciones correspondientes.

Cumplimiento regulatorio de las instituciones financieras corresponsales:

Algunos países describieron que puede haber aliados del sector privado, especialmente por parte de instituciones financieras como bancos corresponsales que deben someterse a cambios más estrictos en su país de origen y requieren mayor transparencia en el país de operación. Las instituciones financieras encargadas de realizar medidas de debida diligencian también suelen apoyar mayor transparencia para facilitarles su trabajo.

El aumento de la transparencia no necesariamente implica mayor burocracia:

Muchos países, están optando hacia la constitución de sociedades remotas sin la necesidad de que intervengan otros profesionales como abogados o escribanos. Sin embargo, debería permitirse esto siempre y cuando el registro cuente con formas de verificar la información y sancionar los errores y omisiones. De lo contrario, la facilidad de constituir empresas online puede volverse un riesgo para la transparencia.

Capacitación al sector público y privado:

La capacitación es la mejor forma de demostrar que el nuevo sistema no es necesariamente malo (y así conseguir apoyo) así como evitar que se cometan errores involuntarios.

Conclusiones:

Hoy en día, existe una grave crisis de valores que se refleja en todos los ámbitos sociales; los ciudadanos muestran cada día menos tolerancia ante los comportamientos poco éticos por parte de las compañías. Estamos en la era de la hipertransparencia; por ese motivo, más que nunca la transparencia se ha vuelto necesaria para el buen ejercicio de las empresas y es fundamental para conseguir la confianza de la sociedad y los diferentes grupos de interés.

Es necesario recuperar valores éticos para superar los problemas cotidianos a los que se enfrenta el tejido empresarial. No debemos olvidar que no es únicamente los Estados, Gobierno, Maestros o los dueños de una empresa, etc.; los actores activos de la misma, sino que también lo son sus trabajadores, sus clientes, proveedores y la sociedad en general; ya que las actividades éticas y transparentes impactan económica, ambiental y socialmente en su entorno. Por ese motivo, creemos que es fundamental la integración de los grupos de interés, su conocimiento y su compromiso para una mirada proactiva de escucha e integración de sus necesidades.

Por: CARLOS ALFONSO BOSHELL NORMAN

Implemente su programa de Transparencia y ética con nosotros, Click aquí.

No Replies on ¿Es lo mismo la ética que la transparencia?

Leave a reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Abrir chat
1
👋 Hola! Gracias por comunicarse con nosotros.

Si deseas hablar con nosotros háblanos por Whatsapp.